lunes, 12 de enero de 2015

Aspectos fundamentales de un contrato de mudanza

Antes de realizar una mudanza o contratar un guardamuebles es imprescindible firmar un contrato con la empresa de mudanza donde se establecerá el servicio prestado y las posibles responsabilidades de la empresa. Aunque no hay un modelo estándar, sí que hay algunos aspectos fundamentales que se deben incluir en cualquier contrato de mudanza:

- Objetos que se transportan: se debe detallar tanto la cantidad como el tipo de mercancía.

- Lugares: dirección donde se recogen los objetos y donde se van a entregar finalmente.

- Objetos especiales: si hay objetos frágiles o valiosos hay que añadirlos en un apartado especial y tasar su valía.

- Anulación del servicio: en esta cláusula se estipula la indemnización en caso de que una de las partes anule el servicio.

- Precio y forma de pago: antes de llevar a cabo el servicio se establecerá el precio del mismo y la forma de pago.


Es importante que el cliente aporte el visto bueno a este contrato antes de realizar el porte, ya que es una forma de recibir garantía por parte de la empresa y de tener en poder el documento que nos permitirá reclamar en caso de desperfectos.